Programa Global para el Control Progresivo de las
Enfermedades Transfronterizas de los Animales (GF–TADs)

Perspectiva histórica

Probablemente, más que en ningún otro momento de la historia, la presencia o ausencia de enfermedades animales y zoonóticas desempeña un papel crucial para determinar el crecimiento económico futuro de los países del continente americano. En esta era de globalización, el status sanitario de un país excede la existencia de enfermedades a nivel de los establecimientos ganaderos y afecta la viabilidad de otros sectores, que incluyen la salud pública, la competitividad, el turismo y el medio ambiente.

Visión y líneas de acción estratégicas de la iniciativa GF-TADs

La iniciativa GF-TADs aborda este desafío desde una perspectiva regional y hemisférica. Reconoce que la transmisión de las enfermedades ocurre independientemente de las fronteras nacionales establecidas.

La visión es ayudar a los países en el control de las enfermedades al fortalecer sus Servicios Veterinarios.

La iniciativa cuenta con seis líneas de acción estratégicas:

  • Establecer una estrategia regional para prevenir, controlar y/o erradicar las enfermedades transfronterizas de los animales incluyendo las zoonosis, utilizando entre otras herramientas la acción coordinada con las Organizaciones Regionales e Internacionales existentes.
  • Incrementar la conciencia sobre el rol de los Servicios Veterinarios nacionales. Esto significa llegar a los niveles de decisión y demostrar en forma convincente, mejor que en el pasado, cómo la eficacia del Servicio Veterinario nacional facilita o limita el comercio, el crecimiento, la prosperidad económica y la confianza entre los países.
  • Establecer un compromiso compartido de los Servicios Veterinarios nacionales con todos los grupos de interés. Este compromiso se relaciona con un trabajo en conjunto de vigilancia epidemiológica, transparencia en la notificación sanitaria para alcanzar adecuado nivel de protección de la salud animal y pública para lograr un comercio seguro.
  • Mejorar la capacidad de los Servicios Veterinarios. Esto incluye entre otros, realizar mejoras e inversiones en recursos humanos, capacitación técnica, fuentes de financiamiento, estabilidad de políticas y programas, fondos para imprevistos, independencia técnica, mejorar las competencias fundamentales en la actualización de las legislaciones nacionales, la capacidad de diagnóstico, la respuesta a las emergencias, cuarentena, inspección, temas emergentes, análisis de riesgo e innovación técnica.
  • Fortalecer la interacción con el sector privado. Esto incluye realizar mejoras en áreas decisivas como entre otras, comunicación, información, representación oficial, acreditación y capacidad de respuesta a nuevas oportunidades y desafíos.
  • Garantizar la adecuada aplicación y utilización de los estándares internacionales para un comercio seguro basado en el conocimiento científico, la reducción de la difusión de potenciales patógenos es posible con la aplicación de conceptos como la regionalización/zonificación, compartimentación y comercio de productos basado en los riegos.

Para leer el documento completo, ingrese aquí.